Consideremos que cuando existe un Problema, hay una dificultad que necesita resolverse. Por lo tanto, resolver un problema, significa eliminar de manera permanente la dificultad identificada.

Eliminar de manera permanente un problema es tratar de aplicar la Mejor Solución (la Solución Técnicamente Correcta). Solucionar correctamente un Problema implica saber puntualmente cuál es la Acción Correctiva que se debe tomar para alcanzar la Mejor Solución.

Este artículo ilustra los pasos previos que deben seguirse para aplicar la Mejor Solución al resolver un problema.

Preámbulo

Diversas investigaciones han demostrado que existe una secuencia de análisis,  previa a la aplicación de acciones, para resolver un Problema. Mientras más conscientemente se realice dicha secuencia, más claridad existirá sobre la existencia del problema que se quiere resolver permitiéndonos buscar el conocimiento necesario para aplicar con toda precisión la Solución Técnicamente Correcta.

El método de Análisis para Resolver un Problema

El método de análisis para resolver un problema se forma con cinco elementos:

  1. Reconocer/ Identificar (por parte de un dueño/ responsable) que existe una Dificultad/ Problema que debe eliminarse.
  2. Formar una imagen mental de la Dificultad/ Problema identificado.
  3. Describir y acotar el Problema.
  4. Definir y/o facilitar la asignación de los recursos mentales y físicos para solucionar el Problema.
  5. Aplicar la Mejor Solución.

También te puede interesar

 
capacitacion Analisis de problemas y toma de decisiones compartir facebook

Dicha secuencia de análisis previa a la solución de un Problema se debe realizar debido a que existen dos clases de Problemas:

 
  • Problemas bien definidos. Son aquellos cuyo camino de solución (Figura 1)  es lo suficientemente claro, ya que se conoce el método (proceso) a utilizar para buscar su solución y se tiene conocimiento sobre el Problema. Se reconocen los obstáculos que surgirán y que deben removerse para alcanzar la Solución Técnicamente Correcta.
  •  
  • Problemas mal definidos. Se caracterizan por la confusión y falta de claridad que se tiene en el camino de solución.  Muchas acciones se fundamentan en supuestos incorrectos. Los Problemas mal definidos presentan una alta dificultad para establecer un enunciado correcto del Problema, al no tener claro el título del camino por seguir, se encontrarán muchas dificultades y obstáculos no previstos que se traducirán en acciones fallidas de solución.
  • 5 pasos para alcanzar la Mejor Solución

    compartir facebook