La Productividad en su sentido más simple, es el resultado que se obtiene al dividir el valor de los recursos o insumos de entrada entre el valor obtenido por los bienes producidos. También se dice que es lograr más con menos.

Muchos elementos se conjugan para lograr alta productividad: inversión en maquinaría y equipo, sistemas y procedimientos efectivos, nivel de confiabilidad de las operaciones, entre otros.

¿Por qué necesitamos mejorar la productividad?

Ante todo, para seguir operando como un negocio rentable y  competitivo.

¿Cómo se mide la productividad? Existen múltiples indicadores que se aplican,  dependiendo del tipo de industria o negocio dónde se usen. Por citar algunos ejemplos:

  • Cumplimento del programa volumen / día, semana, mes…
  • Unidades embarcadas / día, semana, mes…
  • Valor del inventario
  • Valor de las unidades con retrabajo/ valor de las unidades sin retrabajo
  • Volumen / empleado
  • Ventas / empleado
  • Horas por pieza producida
  • Horas indirectas por pieza producida
  • Valor del desperdicio
  • Eficiencia de los equipos
  • Capacidad utilizada / capacidad instalada
  • Costo de la energía eléctrica / pieza producida
  • Tiempo extra utilizado / día, semana, mes…
  • Indice de calidad

También te puede interesar

 
La Mejora en la Productividad no ocurre por si sola
 

El Proceso de Cambio en la Mejora en Productividad

compartir facebook
 
La Capacitación se refiere a la adquisición de conocimientos, habilidades y competencias compartir facebook

Sin embargo, existe un elemento fundamental al analizar y buscar mejoras en la Productividad: las personas. La gente involucrada en las mejoras en Productividad debe ser capaz de poder razonar sus soluciones y encontrar la Mejor Solución.

Razonar la Mejor Solución es pensar en la Solución Técnicamente Correcta, por lo que, debemos apoyarnos en tres elementos fundamentales:

  • Reconocer / Establecer el Deber Ser
  • Revisar la realidad
  • Buscar las causas que generan la baja Productividad

En un análisis sobre la Productividad en una organización, se deben reconocer o establecer tres elementos:

El Deber Ser, el estándar aceptado por la organización. Se establece por la capacidad disponible y las Mejores Prácticas que se exigen en el desempeño de las operaciones.

La realidad, que es el resultado alcanzado, medido, y comparado con los mismos indicadores del Deber Ser.

La desviación, o la diferencia que existe entre el Deber Ser y la realidad.

compartir facebook